martes, 9 de septiembre de 2014

Reflejo de la sociedad

Son muchos los que, últimamente, recurren al argumento de que los políticos son "reflejo de la sociedad"; podría hacer lista de los "listos" que usan semejante argumento pero no.

Es un argumento muy interesante porque sirve para argumentar (que es lo que, en el fondo, quieren decirnos) que no podemos quejarnos porque si nuestros políticos y la casta aneja son unos chorizos es porque nosotros lo somos también.

En algunos de los "listos" me duele ese argumento; en otros, como ese que vive donde yo y que argumenta que los políticos nos deben de mentir porque somos demasiado imbéciles como para votar bien si nos dicen la verdad... en ese caso no hace más que reafirmar el asco que algunos (fascistas, IMHO) me producen.

Pero vayamos al espejo que refleja.

No hace mucho, un atleta español, Iván Fernández, sorprendía al mundo mundial cuando, en vez de aprovechar un despiste de quien le estaba ganando en buena lid para vencerlo, decidió ayudar a su contrincante. ¿Es Iván Fernández reflejo de la sociedad española?

Hace menos aún, una nadadora española se veia obligada a nadar dos finales en diez minutos sin que sus contrincantes reclamaran que querían ganarla en buena lid; sin que los jueces y organizadores se dieran por enterados de que, por mucho que existan horarios, hay algo que se llama deportividad, decencia, dignidad. ¿Son esas nadadoras reflejo de la sociedad extranjera? ¿Es la nadadora española saltando al agua sabiendo que no tenia ninguna opción reflejo de la sociedad española?

Todos los fines de semana vemos a futbolistas realizar acciones que si las hago yo en la calle me encierran y vemos a otros simular agresiones que no se producen con una teatralidad digna de un Goya. ¿Son reflejo de la sociedad española?

¿Quién es reflejo de nuestra sociedad? ¿Iván? ¿El futbolista teatrero? ¿Todos?

O es que, quizás, el reflejo de nuestra sociedad es el que más nos conviene para el argumento del día?

Dicho lo cual, hablemos de espejos.

Todo aquel que haya ido al Tibidabo y haya entrado a la sala de los espejos verá que los hay que devuelven una imagen distorsionada. Son espejos, si; pero no reflejan una imagen fiel debido a que tienen unas características que hacen que el reflejo se distorsione: concavidad, convexidad...

Si segmentamos la población, podríamos concluir que los pederastas son reflejo de la sociedad. Y, en efecto, surgen de ella, si. Y, en efecto, gozan de la protección de las leyes permisivas que hacen nuestros políticos, si. Y de la aplicación laxa que hacen nuestros jueces, si. ¿Pero, seriamente, diríamos que los pederastas españoles son el reflejo de la sociedad española?

No, no lo diremos y diremos que son una anomalía; unos psicópatas. Aunque eso no explique por qué tenemos leyes que les amparan y jueces que les ayudan. ¿Verdad?

Y eso nos acerca a la teoría de los espejos. Que no es otra que la teoría de los filtros.

Pretender que un propietario de cualquier pequeño negocio en el corazón del dominio de la mafia no paga es propio de imbéciles, mentirosos o malnacidos. Es evidente que paga salvo que cobre (esto es, salvo que sea el capo); porque si no paga no tiene negocio.

Del mismo modo; pretender que alguien puede hacer carrera política en España sin plegarse a las indignidades de una casta cerrada es propio de imbéciles, mentirosos o malnacidos. Los políticos españoles no son reflejo de la sociedad española. Son el resultado de unos filtros que hacen que sólo gente carente de empatía, de escrúpulos y de decencia pueda aspirar a alcanzar puestos de alguna responsabilidad.

¿Recuerda usted el final de aquella peli (que bello es vivir, creo que era) donde el protagonista prepara su campaña electoral a concejal de su barrio para ayudar a sus vecinos? ¿Se imaginan eso en España?

Y no hablemos de lo que no hay que hablar

Da risa oír hablar de la "elección directa" de alcaldes; da risa oír hablar de la democracia interna de los partidos. Y da risa porque es oír hablar de inventos del TBO.

La diferencia entre España y USA (por ejemplo) es que en España has de ser de un partido para tener alguna opción de ser elegido ni que sea de concejal, con lo que tu fuerza no es el apoyo ciudadano que tienes, sino el apoyo de la burocracia del partido; en USA puedes ser elegido concejal y acercarte a otros (en un partido) con la fuerza de "tus" votos; del apoyo que tu, como persona, tienes de tus conciudadanos. Si, en ambos casos se habla de "partidos" y de "candidatos"; pero no significan lo mismo; aunque quien manda (casta politico-mediatica, en este caso) se empeñe en hacernos creer que si.

El resultado es que en USA, si uno sigue los resultados electorales, ve que en el condado de XYZ el 60% vota al candidato demócrata a la presidencia, el 70% al republicano al senado, el 80% al alcalce independiente... etc. Porque no votan listas, votan personas y las votan si les gustan.

Quienes dicen que los políticos son reflejo de la sociedad española y pasan por alto que a los políticos no les podemos elegir (persona a persona) y pasan por alto los filtros existentes para acceder a la política probablemente caen en aquello de que piensa el ladrón...

En algunos casos, no me cabe la menor duda de que los políticos son espejo de ellos; incluso los mejoran. En otros...

Y no, esos "listos", esos "antilectuales" tampoco son reflejo de la sociedad española.

Publicar un comentario en la entrada