martes, 6 de marzo de 2012

El timo del mercado laboral. La solución definitiva

 Lo de timo suena fuerte. Pero es para ver si alguien lo lee. XD.

Pero si que es un timo, si.

A ver. Tenemos 5.5 millones de parados y vamos para seis y pico. Los autónomos dicen que con esta reforma se creará un millón o uno y medio de puestos de trabajo. Pero los trabajadores (ejem) se escandalizan. Supongo que no están parados.

Pero la reforma es una especie de coitus imterruptus. KK. Yo tengo la solución y la voy a ofrecer aquí con licencia copyleft, porque uno es asi.

La reforma del mercado laboral que necesita estepaís se basa en pocas y muy sencillas medidas:

  1. Unificación de todos los contratos de trabajo en uno solo: el mercantil
  2. Todo trabajador pasa a ser autónomo.
  3. Cada trabajador, a final de mes, hace su factura, con su IVA y su IRPF y la cobra de su empleador o empleadores
  4. Fin de la reforma
¿Qué conseguimos con esto?
  1. El trabajador se da cuenta de pronto de que no es mileurista.
  2. El trabajador ve de pronto que cobra lo que considera un pastizal
  3. El trabajador ve de pronto que ese pastizal se le vuela
    1. Le cobran el recibo de la SS por autónomos (al menos 300 euros)
    2. Le cobran el recibo del seguro de paro (que ahora no tienen los autónomos). Otros 300 euros
    3. Ingresa su IRPF (pongamos el 15%?)
    4. Ingresa su IVA
    5. Se queda con sus mil euros después de ver que en su cuenta han entrado 2250. Y que de esos 2250, 1250 se los ha llevado esa casta de políticos y parásitos.
  4. El trabajador deja de decir que tiene derecho a
  5. El trabajador empieza a preguntar ¿DONDE ESTA MI DINERO? 
Si esa reforma laboral se acompaña de otra reforma financiero-tributaria con un solo punto, se acaban los problemas:
  1. Las administraciones no se pueden endeudar. Si necesitan pasta que hagan una derrama
Me iba yo a escojonar de la risa cuando tanto amigo de Grecia recibiera en la cuenta el recibo de los 500 euros por miembro de la unidad familiar para los camaradas griegos.

Hecho esto, podríamos ir a la reforma tributaria de verdad: volver al diezmo y pagar sólo el 10% de lo que ingresamos.



Publicar un comentario