jueves, 11 de noviembre de 2010

Dicen que esto no lo enseñan en las escuelas. Tampoco enseñan a leer ni a escribir.... ya puestos... jejeje

En el café de Ocata he encontrado este a modo de resumen que algo que se supone dijo Bill Gates en una charla que dió en su instituto. Pero si buscas en Internet resulta que las dió en Yale, en Bonga Bonga y en la Academia de Eternos Aspirantes a Viv IrdelCu Ento.

Es lo que pasa con las leyendas urbanas. Curiosamente, a pesar de lo que he llegado a NO soportar a la criatura de Gates (Microsoft, que dicen que en numerología asiria significa "aquello que te chupa la sangre sin ser politico"), el personaje en si no me cae mal por dos motivos esencialmente. El primero porque ha sabido triunfar. El segundo porque ha dedicado una parte del producto de su éxito a ayudar a quién él ha considerado que debía de hacerlo y con sus propios criterios y dineros. Contrasta Bill Gates con la rata llamada Bono, que esconde sus dineros en paraísos fiscales mientras exige a los gobiernos que expolien a los trabajadores para satisfacer su ego de salvamundos. Nota: rata en asirio significa "ser de luz desvelado eternamente por los hombres malos que se niegan a cederle vidas y haciendas para que el pueda salvar al mundo".

¿Y qué dijo Bill Gates? Pues no me atrevo a afirmar que lo dijera él; pero ni que sea como leyenda... mas o menos era algo así (aunque yo apostaría a que lo dijo en inglés, si es que lo dijo):
  1. La vida no es justa, acostúmbrate a ello.
  2. Al mundo no le importará tu autoestima. El mundo esperará que logres algo, independientemente de que te sientas bien o no contigo mismo.
  3. No ganarás 5.000 dólares mensuales justo después de haber salido del instituto..
  4. Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe.
  5. Dedicarse a voltear hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: lo llamaban oportunidad.
  6. Si metes la pata, no es culpa de tus padres, así que no lloriquees por tus errores; aprende de ellos.
  7. Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como son ahora. Comenzaron a serlo cuando tuvieron que pagar tus cuentas, limpiar tu ropa sucia y escucharte hablar acerca de lo super guay que eres y lo carcas que son ellos. Así que antes de emprender tu lucha a favor de las selvas vírgenes contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación, escritorio, armario y cartera.
  8. En la escuela pueden haberse eliminado las diferencias entre ganadores y perdedores, pero en la vida real no.
  9. La vida no se divide en semestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.
  10. La televisión no es la vida real. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.
  11. Sé amable con los "NERDS" (los más aplicados de tu clase). Existen muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

Estas reglas, obviamente, no aplican a los hijos de .... u 9
Publicar un comentario