martes, 26 de octubre de 2010

Wikileaks. Una de hipocresías... Marchando! ... Y tapita de inquisición buena buena

La historia de Wikileaks esta entrando en una fase de alucinar pepinillos (nada que ver con ningún político, en serio).

De lo mejorcito, por lo clarinete, que se ha escrito es el artículo de Enrique Dans que reboté a mi feiscbuc indicando (por si había dudas) que: "sólo falta que el malo no sea el violador sino el que denuncia la violación. El que denuncia es el bueno. El que viola es el malo. El que calla y/o encubre y/o ayuda a ocultar el crimen es igualmente malo. ...Y eso vale para todo."

Pero en seguida aparecen (en los propios comentarios del artículo mencionada) lo que aquel criminal hubiera llamado "enfermedad infantil". Y no es una, no. Son varias a cual más estremecedora por sus consecuencias.

Enfermedad infantil primera: Es que solo se critica a los buenos.

Ah! pero sólo denuncian a los países en que hay algo de libertad, por qué no denuncian a las dictaduras...

Aunque fuera verdad. Que me la suda si lo es o no a estos efectos.
  1. ¿Lo denunciado es cierto?
  2. ¿Lo denunciado es repugnante y debemos combatirlo?
  3. ¿Que no se denuncien las torturas de Cuba, Iran o China hace menos cierto lo denunciado? ¿Lo hace menos grave?

Si no... ¿a que viene esa reflexión? ¿qué se quiere justificar con ese... "yo no digo nada... pero..."?

Es normal que se critique mas a los buenos porque cuando se habla de hechos es evidente que hay mas transparencia cuanto más decente es un país. De los malos ya sabemos que son dictaduras. Y si, habría que recordar más a menudo lo que son; pero ese es trabajo de todos. Especialmente de los que siempre saben "comprenderlas". Y no miro a ningún español lloroso.

Enfermedad infantil segunda: Es que se hace el juego "objetivo" a los malos.

Esta es mas molona que la primera. En parte se deriva de ella. Ya no solo nos parece mal criticar a los buenos, sino que damos el salto mortal con tirabuzón de asumir que tal comportamiento malvado no es una defensa (numantina) de nuestros derechos y libertades sino que es todo lo contrario: el apoyo de los dictadores y criminales del mundo.

Osea: denunciar que un policía ha torturado a una prostituta se convierte en ser el capo de las redes de tráfico de esclavas (que una cosa es la prostitución y otra la esclavitud).

Y me da a mi que ese argumento, el del mal menor, es el mismo que los pederastas (curas y laicos) han venido usando a lo largo de la historia para callar a sus victimas. Y me da a mi que el juego "objetivo" a los malos lo hace quien justifica un crimen, quien lo silencia.

Porque eso le hace cómplice. Eso creo.

Enfermedad infantil tercera: Es que atenta contra la seguridad.
Pese a que somos conscientes de que los gobiernos tienden a corromperse, a abusar del poder y a mentir siempre que pueden a la población, también reconocemos que ciertas partes de la actividad de los Estados –y muy en especial la mayor parte de su estrategia de defensa– deben permanecer en secreto, por cuanto su revelación sólo sirve para perfeccionar la ofensiva del bando enemigo y para poner en riesgo la vida de nuestros civiles y militares. En otras palabras, alguna línea de demarcación debe existir entre la labor periodística dirigida a destapar las mentiras de los gobiernos y la dedicada a minar su estrategia defensiva al viejo modo en que lo hacían los espías durante la Guerra Fría.
El descerebrado que ha escrito la estupidez anterior (espero que se me perdone la condena directa; pero es que uno ya tiene una edad) olvida explicarnos cuál es esa linea de demarcación, dónde se ubica, cómo se controla y, de modo muy especial, cómo podemos tener la seguridad de que el secreto de esas actividades (las que manejan más dinero, más armas, más drogas, más vidas) no abre la puerta a que se conviertan en simples actividades criminales de un estado en las alcantarillas del estado.

Si la actividad es secreta ¿desvelar los crímenes del GAL atentaba contra la estrategia defensiva del estado español? Dirán que no porque era ilegal. Vale, listillo. Eso cuando ya se supo. Pero, en de mientras que no se sabía ¿cómo se supo que las "investigaciones" de un chivatazo no iban a crear problemas a la estrategia de defensa del estado? Muchos, a diestra y siniestra clamaron por el supremo valor de la defensa nacional. Nacionalsocialista podría decirse. Lo mismo me vale para el GAL, que para el ejército francés en Argelia, o en Vietnam o en media África. O para el chavismo o el castrismo. Lo mismo me vale cuando hablamos de los secretos de las investigaciones sobre pederastia.
Por eso la filtración de Wikileaks, obsesiones ideológicas al margen, debería ser observada como lo que es: un misil dirigido contra la estrategia de defensa de Occidente en general y de Estados Unidos en particular. Quienes desde el mismo 11-S renunciaron a defenderse sin duda no lo entenderán así; el resto deberíamos saber discriminar entre el periodismo y el irresponsable espionaje interno.
Las obsesiones ideológicas al márgen se traduce así: hemos creado a unos tios que se creen lo de los derechos individuales. Y está bien reirse de la pulsera Pagüerbalans de la Pajín, pero no de la que lleve la Aguirre o el Arístegui. Osea. Secretos de estado.

No recordaré aquí la de crímenes cometidos en nombre de la seguridad, bien supremo. Quien no se estremezca al leer ese artículo no lo entenderá aunque se lo contemos.

Enfermedad infantil cuarta: Es que lo importante no se cuenta.

A buenas horas mangas verdes! El tiempo hace que una explicación, un argumento se transmute en una penosa excusa. Así es.

Que el Irak de Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva lo sabíamos todos. Algunos lo negaban y otros decían que no se habían encontrado.

Pero los que no tenían duda ninguna, aparte de mi y algunos otros, eran los kurdos que vieron sus pueblos arrasados. Con algo. Porque yo no me creo que los masacraran a pedos.

También era evidente que las cifras de Lancet eran falsas. Como todo lo que publica, por definición. También sabemos que el famoso deshielo del Himalaya y los polos era un invento de GreenPeace, como la deforestación, como todo el resto de mentiras de esa fábrica de bulos. Lo que viene siendo una puta mentira de mierda.

¿Eso justifica la intervención en los términos realizados? No es eso lo que quiero discutir. Lo único que digo es que mentiras las justas. Osea. Cero.

Pero siendo así ¿por qué no se trabaja en explicar la verdad? Probablemente porque los mecanismo de la mentira son más útiles a los que aspiran a heredar. Y me vale tanto para el PP como para los grupos mediaticos alternativos, como para los de las renovables y el carbón. No cuenta la verdad, sino la capacidad de llevar un número suficiente de corderos a ejercer su derecho al silencio.

Enfermedad infantil quinta: Es que no se entiende que no tengan vergüenza

He mencionado antes a los gabachos y a su maravilloso papel en África. No sólo durante la descolonización sino recientemente, contribuyendo a varias de las mas notables masacres que han acontecido en el África. Y es que gabachia es un ejemplo de ese doblepensar: los mas criminales en las colonias (aun hoy) y  a la par de un exquisito que da arcadas.

Pero si, es verdad que la ONU es responsable del genocidio de Ruanda, es verdad que las fuerzas de la ONU violan más que disparan, es verdad que, como los que violan no son yankis ni anglos, a nadie le importa una mierda. Todo eso es verdad; pero nos lleva a una pregunta más horrorosa aún:

¿Por qué se oculta todo eso? ¿Por qué los Cebrianes, Julianas, Pedrojotas y demás decididores de lo que se nos cuenta no abren sus portadas con esas informaciones? ¿Por qué los partidos callan ante esas atrocidades cuando no las justifican directamente?

No podemos pedir a los indignos que sean dignos, mon ami. Pero tampoco podemos hacer pasar por dignos a quienes no lo son. Así que empecemos a señalar: todos los políticos (todos hasta que se vea uno que se salve, que yo no lo veo), todos los periodistas (todos hasta que vea uno que se salve, que yo no lo veo), y sigamos... señalemosles y llamemosles mentirosos, colaboracionistas, cómplices de los crimenes... y que dios se apiade de nosotros... que lo hará si somos mas que ellos... jejejeje

NOTA:
Como siempre, lo antedicho representa mi opinión personal cuando escribo. ¿Podría ser que estuviera equivocado? Of course. Me gustaría.
De la mala gaita que me coge al ver según que cosas no tengo dudas.
De que  tenga la verdad tampoco.
Se que no la tengo.
XD
Hala.
Bonanit
Publicar un comentario