martes, 26 de octubre de 2010

Wikileaks. Una de hipocresías... Marchando! ... Y tapita de inquisición buena buena

La historia de Wikileaks esta entrando en una fase de alucinar pepinillos (nada que ver con ningún político, en serio).

De lo mejorcito, por lo clarinete, que se ha escrito es el artículo de Enrique Dans que reboté a mi feiscbuc indicando (por si había dudas) que: "sólo falta que el malo no sea el violador sino el que denuncia la violación. El que denuncia es el bueno. El que viola es el malo. El que calla y/o encubre y/o ayuda a ocultar el crimen es igualmente malo. ...Y eso vale para todo."

Pero en seguida aparecen (en los propios comentarios del artículo mencionada) lo que aquel criminal hubiera llamado "enfermedad infantil". Y no es una, no. Son varias a cual más estremecedora por sus consecuencias.

Enfermedad infantil primera: Es que solo se critica a los buenos.

Ah! pero sólo denuncian a los países en que hay algo de libertad, por qué no denuncian a las dictaduras...

Aunque fuera verdad. Que me la suda si lo es o no a estos efectos.
  1. ¿Lo denunciado es cierto?
  2. ¿Lo denunciado es repugnante y debemos combatirlo?
  3. ¿Que no se denuncien las torturas de Cuba, Iran o China hace menos cierto lo denunciado? ¿Lo hace menos grave?

Si no... ¿a que viene esa reflexión? ¿qué se quiere justificar con ese... "yo no digo nada... pero..."?

Es normal que se critique mas a los buenos porque cuando se habla de hechos es evidente que hay mas transparencia cuanto más decente es un país. De los malos ya sabemos que son dictaduras. Y si, habría que recordar más a menudo lo que son; pero ese es trabajo de todos. Especialmente de los que siempre saben "comprenderlas". Y no miro a ningún español lloroso.

Enfermedad infantil segunda: Es que se hace el juego "objetivo" a los malos.

Esta es mas molona que la primera. En parte se deriva de ella. Ya no solo nos parece mal criticar a los buenos, sino que damos el salto mortal con tirabuzón de asumir que tal comportamiento malvado no es una defensa (numantina) de nuestros derechos y libertades sino que es todo lo contrario: el apoyo de los dictadores y criminales del mundo.

Osea: denunciar que un policía ha torturado a una prostituta se convierte en ser el capo de las redes de tráfico de esclavas (que una cosa es la prostitución y otra la esclavitud).

Y me da a mi que ese argumento, el del mal menor, es el mismo que los pederastas (curas y laicos) han venido usando a lo largo de la historia para callar a sus victimas. Y me da a mi que el juego "objetivo" a los malos lo hace quien justifica un crimen, quien lo silencia.

Porque eso le hace cómplice. Eso creo.

Enfermedad infantil tercera: Es que atenta contra la seguridad.
Pese a que somos conscientes de que los gobiernos tienden a corromperse, a abusar del poder y a mentir siempre que pueden a la población, también reconocemos que ciertas partes de la actividad de los Estados –y muy en especial la mayor parte de su estrategia de defensa– deben permanecer en secreto, por cuanto su revelación sólo sirve para perfeccionar la ofensiva del bando enemigo y para poner en riesgo la vida de nuestros civiles y militares. En otras palabras, alguna línea de demarcación debe existir entre la labor periodística dirigida a destapar las mentiras de los gobiernos y la dedicada a minar su estrategia defensiva al viejo modo en que lo hacían los espías durante la Guerra Fría.
El descerebrado que ha escrito la estupidez anterior (espero que se me perdone la condena directa; pero es que uno ya tiene una edad) olvida explicarnos cuál es esa linea de demarcación, dónde se ubica, cómo se controla y, de modo muy especial, cómo podemos tener la seguridad de que el secreto de esas actividades (las que manejan más dinero, más armas, más drogas, más vidas) no abre la puerta a que se conviertan en simples actividades criminales de un estado en las alcantarillas del estado.

Si la actividad es secreta ¿desvelar los crímenes del GAL atentaba contra la estrategia defensiva del estado español? Dirán que no porque era ilegal. Vale, listillo. Eso cuando ya se supo. Pero, en de mientras que no se sabía ¿cómo se supo que las "investigaciones" de un chivatazo no iban a crear problemas a la estrategia de defensa del estado? Muchos, a diestra y siniestra clamaron por el supremo valor de la defensa nacional. Nacionalsocialista podría decirse. Lo mismo me vale para el GAL, que para el ejército francés en Argelia, o en Vietnam o en media África. O para el chavismo o el castrismo. Lo mismo me vale cuando hablamos de los secretos de las investigaciones sobre pederastia.
Por eso la filtración de Wikileaks, obsesiones ideológicas al margen, debería ser observada como lo que es: un misil dirigido contra la estrategia de defensa de Occidente en general y de Estados Unidos en particular. Quienes desde el mismo 11-S renunciaron a defenderse sin duda no lo entenderán así; el resto deberíamos saber discriminar entre el periodismo y el irresponsable espionaje interno.
Las obsesiones ideológicas al márgen se traduce así: hemos creado a unos tios que se creen lo de los derechos individuales. Y está bien reirse de la pulsera Pagüerbalans de la Pajín, pero no de la que lleve la Aguirre o el Arístegui. Osea. Secretos de estado.

No recordaré aquí la de crímenes cometidos en nombre de la seguridad, bien supremo. Quien no se estremezca al leer ese artículo no lo entenderá aunque se lo contemos.

Enfermedad infantil cuarta: Es que lo importante no se cuenta.

A buenas horas mangas verdes! El tiempo hace que una explicación, un argumento se transmute en una penosa excusa. Así es.

Que el Irak de Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva lo sabíamos todos. Algunos lo negaban y otros decían que no se habían encontrado.

Pero los que no tenían duda ninguna, aparte de mi y algunos otros, eran los kurdos que vieron sus pueblos arrasados. Con algo. Porque yo no me creo que los masacraran a pedos.

También era evidente que las cifras de Lancet eran falsas. Como todo lo que publica, por definición. También sabemos que el famoso deshielo del Himalaya y los polos era un invento de GreenPeace, como la deforestación, como todo el resto de mentiras de esa fábrica de bulos. Lo que viene siendo una puta mentira de mierda.

¿Eso justifica la intervención en los términos realizados? No es eso lo que quiero discutir. Lo único que digo es que mentiras las justas. Osea. Cero.

Pero siendo así ¿por qué no se trabaja en explicar la verdad? Probablemente porque los mecanismo de la mentira son más útiles a los que aspiran a heredar. Y me vale tanto para el PP como para los grupos mediaticos alternativos, como para los de las renovables y el carbón. No cuenta la verdad, sino la capacidad de llevar un número suficiente de corderos a ejercer su derecho al silencio.

Enfermedad infantil quinta: Es que no se entiende que no tengan vergüenza

He mencionado antes a los gabachos y a su maravilloso papel en África. No sólo durante la descolonización sino recientemente, contribuyendo a varias de las mas notables masacres que han acontecido en el África. Y es que gabachia es un ejemplo de ese doblepensar: los mas criminales en las colonias (aun hoy) y  a la par de un exquisito que da arcadas.

Pero si, es verdad que la ONU es responsable del genocidio de Ruanda, es verdad que las fuerzas de la ONU violan más que disparan, es verdad que, como los que violan no son yankis ni anglos, a nadie le importa una mierda. Todo eso es verdad; pero nos lleva a una pregunta más horrorosa aún:

¿Por qué se oculta todo eso? ¿Por qué los Cebrianes, Julianas, Pedrojotas y demás decididores de lo que se nos cuenta no abren sus portadas con esas informaciones? ¿Por qué los partidos callan ante esas atrocidades cuando no las justifican directamente?

No podemos pedir a los indignos que sean dignos, mon ami. Pero tampoco podemos hacer pasar por dignos a quienes no lo son. Así que empecemos a señalar: todos los políticos (todos hasta que se vea uno que se salve, que yo no lo veo), todos los periodistas (todos hasta que vea uno que se salve, que yo no lo veo), y sigamos... señalemosles y llamemosles mentirosos, colaboracionistas, cómplices de los crimenes... y que dios se apiade de nosotros... que lo hará si somos mas que ellos... jejejeje

NOTA:
Como siempre, lo antedicho representa mi opinión personal cuando escribo. ¿Podría ser que estuviera equivocado? Of course. Me gustaría.
De la mala gaita que me coge al ver según que cosas no tengo dudas.
De que  tenga la verdad tampoco.
Se que no la tengo.
XD
Hala.
Bonanit

jueves, 21 de octubre de 2010

Oh, my god!

"Gran xerrada amb una animació "estil RSA" fantàstica" decía Lo Dani al compartir este vídeo. Ho-Der!

La animación es alucinante y el contenido del vídeo es brutal. A must see.


miércoles, 20 de octubre de 2010

Momentos estelares del pensamiento europeo

Hace algún tiempo hubo un debate cuando se organizó Red Progresista (que si era o no la respuesta roja a Red Liberal) acerca de quién podía integrarse en esa red que se declaraba de izquierdas.

La respuesta final (que recuerdo aún con cariño) fue que de izquierdas es quien se declara de izquierdas. Como ha sido siempre, con la única salvedad de los que aún declarándose de izquierdas no han sido considerados de izquierdas por los que tenían a dios de su lado (por ejemplo, el POUM de Andres Nin; por ejemplo, los anarquistas); aunque esta pequeña discrepancia se saldó rápidamente con la eliminación física de los que no eran de izquierdas recuperando el equilibrio natural de las cosas: son de izquierdas los que se declaran tales.

Esto me ha venido a la neurona al leer esto:
"el antiderechismo es el elemento aglutinador más importante, y decisivo en las urnas, de la izquierda española. El rechazo visceral, que no racional, de la derecha une y moviliza a esas distintas versiones del socialismo que de otra manera permanecerían entre la abulia y el cainismo."
Ya dijo el poeta aquello de "no seré yo"; y no seré yo quien niegue a la izquierda y especialmente a la izquierda marxista el lugar en el podium de los asesinatos que con tanto esfuerzo se han ganado. Pero no me he puesto a escribir por eso sino por lo que el articulista insinúa aun sin llegar a aprehender en su totalidad.

El elemento que aglutina a la izquierda es, sin duda, el antiderechismo. Pero ¿que es la derecha? Es cómodo y cómico decir que lo que no gusta a los que mandan en la izquierda; pero no es cierto.

En su reciente caída del caballo, un señor llamado Xavier Sardà repasaba algunos de los típicos tópicos ocultos bajo la etiqueta "izquierda". Esos sobreentendidos que siguen, a día de hoy, impregnando el pensamiento siniestro hispano. O la ausencia de pensamiento, que viene a ser la misma cosa.

La derecha es lo que odia la izquierda.

Unos instantes para las risas.

Retorzamos el argumento por un instante. ¿Cuál es elemento aglutinador de la derecha española? Entendemos por derecha lo que no es izquierda, claro. Por ir rápidos y por comodidad.

¿Qué hace que se ajunten una Esperanza Aguirre a la que le ponen algunas cosillas de los Tea Party con un Gustavo de Aristegui a quien la mención de Sarah Pallin le pone el culito todo prieto? ¿Qué puede aglutinar en un mismo proyecto a un derrochador como el alcalde de Madrid, amigo de alguna señora poco recomendable, con un asceta como Mayor Oreja? ¿Qué mantiene unidos a un faro de la ética como Vidal Quadras con un mentiroso compulsivo como Nuñez Feijoo?

Podría argumentarse que el rechazo racional (que la pela es la pela) a los desmanes del gobierno de Rodriguez Zapatero. Porque sería racional y no visceral, ¿no? Pero no parece que los gobiernos peperos sean un ejemplo mejor que el gobierno de la nación, lo que hace que la racionalidad no parezca muy útil para aglutinar.

Un ejemplo curioso de la racionalidad de la derecha española (por contraposición a esa irracionalidad que se señala en la izquierda) es la rapidez con la que se ha aprestado a señalar a UPyD de Rosa Diez como un partido abortista. Como si el partido de la derecha hubiera eliminado la legislación-coladero que había o haya manifestado la menor intención de derogar la ley Aido. Y no se trata de si estamos o no de acue3rdo con esa ley, ahora. Se trata de que el argumento "no votes a Rosa Diez" vale exactamente igual para decir "no votes Rajoy"; pero sólo se usa en el primer caso con honrosísimas y aisladísimas excepciones.

Ojito, que es el mismo caso de racionalidad que lleva al amperio mediático de Jimenez Losantos a apoyar a Rosa Diez obviando la carnicería interna que ha realizado la mencionada Doña con la ayuda de Gorriarán et altri.

Que, ojo al parche, no es mayor que la que ha habido en Ciutadans, en el PP, el el PSOE o en IU o en cualquier otra bandita.

Yo apuntaría la idea de que el aglutinador de ambas famiglias es: que la propia existencia de famiglias, como polos en los que arremolinar a las masas, es el mejor antídoto contra la funesta manía de pensar. Que la gente empieza por pensar y acaba por no ir a misa.

De ahí la necesidad ineludible de que ser de izquierdas sea ser de izquierdas, que es lo que es la gente de izquierdas. Que evidentemente no son de derecha y la odian. Y que ser de derechas sea no ser de izquierdas, cosa asquerosa. Porque hay un pequeño detalle que diferencia, eso sí, a ambas famiglias: la una se define por lo que es (aunque sea la nada o lo que le pase por la entrepierna a cada uno de sus miembros en cada momento); la otra se define por intentar no ser demasiado diferente de la una.

In any case: no hay huevos para exponer en qué se diferencia la derecha de la izquierda en España (ni en Europa). Pero se odian.

Y así nos pasan los días, enredados entre colectivistas totalitarios de derechas defendiéndonos de colectivistas totalitarios de izquierdas que nos defienden de la derecha que nos defiende de la izquierda que nos...... que nos roban, leñe, que nos roban libertad, vida y hacienda.

Y, hablando de hacienda... hoy toca pagar(les).

lunes, 18 de octubre de 2010

MBA acelerado para artistas (y otros personajes de mal vivir)

Conscientes de que la vagancia es la madre de la ciencia... no queremos que nuestros amigos y futuros premios nobel se pierdan este articulillo. Ahi va:

Hemos encontrado en el blog de Borja prieto este MBA acelerado para artistas que puede ser muy útil a nuestros lectores que tienen el objetivo de vivir de su arte.

Es corto, es claro y os ayudara a pensar. (Las negritas son nuestras)
Si eres un artista y pretendes que tus creaciones sean a la vez tu medio de vida, tienes que conseguir que alguien te pague dinero. Parte de la gracia de las discográficas, editoriales y productoras cinematográficas consistía en aislar al artista de los sórdidos detalles de ingresos y gastos, de manera que este podía limitarse a crear y recibir el dinero. Ya no es así, de modo que si quieres seguir viviendo de tu arte tienes que espabilar.

Lo de exigir al Estado que te compense por las pérdidas de la piratería, o que multe a los piratas, o que obligue a las operadoras o a los fabricantes de discos duros a compensarte tiene un recorrido corto, se acabará antes o después, de manera que más vale que busques alguna alternativa. Y gritar a tu cliente potencial “¡ladrón, pirata, PÁGAME!” no es una alternativa.

Podrás vivir, y muy bien, siendo músico, escritor o cineasta en las próximas décadas. Solo tienes que entender cómo funciona el libre mercado, en qué consiste vender y como puedes utilizar ese conocimiento en tu favor. Como he prometido un MBA acelerado, vamos a ahorrarnos la teoría y pasaremos directamente al proceso que tienes que utilizar para convertir tu arte en dinero.


1. Deja de llamar piratería a la publicidad

Que tus obras se distribuyan en la red es bueno, aunque tú no cobres ni un céntimo en esas transacciones. No solo es bueno, es imprescindible si quieres ganar dinero con ellas. Cuanto más se distribuyan, más gente las conocerá, y cuanta más gente las conozca más posibilidades de que alguien esté dispuesto a entregarte su dinero a cambio de algo.

Cuando crees tu obra, haz copias digitales y difúndelas por todos los medios que conozcas y que sean apropiados: redes P2P, YouTube, Scribd… lo que sea. De momento, todo esto es gratis, así que aprovéchalo mientras sea así.

2. Crea un blog o una web en la que puedas empezar a dialogar con tus posibles clientes

De entre todos los que accedan a tus obras, algunos tendrán interés en conocer algo más y estarán dispuestos a darte permiso para iniciar una conversación con ellos. Que alguien te preste su tiempo y su atención es una gran oportunidad. Aprovéchala para conseguir que, de entre todos los visitantes, algunos se conviertan en asiduos y puedas establecer una relación con ellos. Una web es una forma barata de conseguirlo, pero aprovecha cualquier otro mecanismo a tu alcance: conciertos, columnas en periódicos, charlas, foros…

3. Vende recursos escasos a tus fans

De entre todos tus seguidores, algunos estarán dispuestos a darte dinero a cambio de algún recurso escaso. Puede ser un bien físico, como una camiseta, un CD o un libro. O puede ser tu tiempo, en forma de concierto o en forma de experiencia única. Puede ser la pertenencia a un club exclusivo de personas que comparten una pasión (tu arte). Algunos incluso pueden estar dispuestos a pagarte para que sigas creando el arte que les gusta. Así, pueden convertirse en productores o pueden incluso pagar por algo que ya tienen gratis (como una canción de iTunes o un eBook) solo para compensar tus esfuerzos.

Pero recuerda que a tus fans les ha costado ganar su dinero. Respeta el hecho de que estén dispuestos a darte una parte y ofréceles a cambio algo de gran valor.

4. Si tienes suficientes seguidores, puedes vivir de tu arte

Ya está. Si consigues ingresar suficiente dinero, puedes vivir de tu arte. Si no tienes suficientes seguidores dispuestos a pagar, en el mejor de los casos tienes una afición interesante que puede completar otros ingresos.

¿Cuantos seguidores necesitas? Hay quien ha calculado que un músico puede vivir bien con solo 1.000 fans, sin hacer nada especialmente original. Con esos 1.000 fans que estén dispuestos a ir a un par de conciertos al año (50 euros en total), a gastarse otros 10€ en música (10 canciones en iTunes o un CD descargado de tu web) y otros 20 euros en productos físicos (camisetas, chapas, fotografías firmadas, etc.) tienes asegurados 80.000 euros brutos, que con un margen del 30% suponen 24.000 euros al año. No es para tirar cohetes, pero es más que un sueldo de mileurista. Y si además de vender a tus 1.000 fans algún otro aficionado va a tus conciertos o compra tus canciones, los ingresos pueden ser mucho mayores.

¿Que quieres ganar 240.000 euros al año? Pues ya sabes, consigue 10.000 fans.

El proceso es similar a un embudo, en el que por el extremo ancho tienes a un montón de curiosos que alguna vez se descargan tu obra, van pasando por un filtro en el que la mayoría se van quedando por el camino y al final unos cuantos pasan por la parte estrecha y pagan. Es el mismo proceso por el que todos, incluidos los artistas, compramos cualquier cosa.

Cuanta más gente metas en la parte ancha del embudo, más clientes saldrán por la parte estrecha. Por eso te interesa que tus obras se copien y distribuyan. La inmensa mayoría de los que lo hagan nunca te comprará nada, pero eso no importa. No son unos aprovechados que disfrutan de tu trabajo sin pagar por él: son tus agentes de publicidad gratuitos. Trabajan para ti sin cobrarte nada, así que cuanto más les facilites su trabajo, mejor.

Como ves, la clave está en abandonar la concepción estrecha de “me tienen que pagar por mis obras” y pasar a pensar “¿qué puedo ofrecer a los que disfrutan con mis obras?”.

Lo malo del modelo es que no hay una respuesta única a esta pregunta. Pero se supone que tú eres un tipo creativo, así que puedes encontrar alguna que te funcione.

Lo bueno es que funciona para cualquier creador, incluidos los escritores que están viendo cómo los eBooks les van a convertir dentro de nada en las siguientes víctimas de la digitalización.

domingo, 17 de octubre de 2010

Esta la cosa que arde con los libros electronicos (y eso que no son de papel jejeje)

El acudido del título se me ha ocurrido on de flai, así que lo dejo porque dicen que la primera impresión es la que cuenta, que la primera idea es la mejor o que la primera novia no se olvida. No estoy muy seguro, pero como también se dice en el sector en que me manejo (informática) que si algo funciona NOOOO lo toques y eso no puedo decir que no funcione... no lo toco. Y sin respirar...

Aun no ha dejado de humear la entrada anterior cuando me topo con otra noticia en Barcepundit que se refiere a un artículo de La Vanguardia en el que se dice:
Lo que viene a continuación son malas noticias para los miembros del gremio literario. Malas noticias derivadas del auge del libro electrónico (lo que el Pentágono quizás denominaría efectos colaterales del e-book). Según recordaba The Wall Street Journal a principios de mes, los libros electrónicos se venden a mitad de precio que los de tapa dura y eso supone una reducción a la mitad de lo que percibe el autor por cada título vendido. Las cifras son estas: por un libro de tapa dura que se vende a 28 dólares, el editor recibe 14 y el autor, 4,20. El mismo título, en formato e-book, se vende por 12,99 dólares, de los que el editor recibe 9 y el autor, 2,27. El cambio de precio es muy favorable para el lector que lo compra, y eso es estupendo. Los ingresos caen para el editor, pero también los gastos de producción. Y el escritor hace exactamente el mismo trabajo por la mitad de precio, y eso ya no es tan estupendo."
Barcepundit reflexiona sobre ese tremendo drama:
"Ni se le pasa por la cabeza que, a un precio inferior, es más que probable que venda bastante más. Sobre todo por el 'efecto impulso' cuando el dispositivo está conectado a internet por WiFi o 3G: la posibilidad de que alguien te mencione casualmente un libro en una conversación y lo puedas descargar en dos minutos, listo para leer, sin la inconveniencia de tener que ir a una librería y hacer cola en la caja hace que, aunque uno pague menos por cada libro, uno acaba comprando mucho más, y a menudo libros que uno no habría comprado a precio de ejemplar impreso."
Y reflexiona bien. Es cierto. Yo mismo lo he verificado con mi iPhone (y con el Android también, que ambos mercados son muy similares):
  1. Nunca había gastado tanto dinero en software. Pero es que ahora compro programas de uso inmediato por 3 ó 15 euros y no los "excesos" microsoftianos de chorrocientos euros por un Office o por un Windows para solucionar los problemas del de antes que no iba que ahora si que ya veras que si que va. Es decir, no me siento estafado y compro. Es así de sencillo.
  2. Nunca había gastado tanto dinero en música. Pero es que ahora compro las canciones de las bandas que quiero apoyas a 99 centimos tema. Y pago por escuchar lo que me gusta, aparte, en Spotify. Al final, pago mas. Pero se lo lleva quien a mi me apetece. Es decir, no me siento estafado y compro. Es así de sencillo.
Pero hay otro elemento que no reflexiona Barcepundit y que debiera:

Resulta que los costes de producción prácticamente se ELIMINAN. ¿Que queda? La corrección (si es que se hace, que en lo último que he leído no se había hecho y DABA ASCO), el artwork y poco más. Luego viene la comercialización (que ya no es producción, que es post-producción... comercialización, vaya).

Pero el editor (que de escribir no sabrá, pero de tonto no tiene un pelo) le dice al escritor: va a ser que te voy a pagar la mitad. ¿Qué debe de pagar el editor, qué es lo que aporta que justifique el pastizal que se queda?

Dicho de otro modo ¿Puede el escritor liberarse del parásito y encontrar otros seres con los que establecer relaciones simbióticas o mutualistas? Vamos, gente con la que publicar tu obra y distribuirla sin que te chupen la sangre.

Y precisamente la plataforma de internet, la tecnología,  ofrece un nuevo escenario en el que es fácil publicar; pero en el que es difícil destacar entre los millones de ofertas que existen. Pero que a la vez te aporta cientos de ofertas de profesionales que aportan su saber en sus áreas a unos precios y en unas condiciones desconocidas en el mundo anterior. El coste de un artwork en una de las editoriales típicas (antiguas y obsoletas) lo puedes reducir no ya a la mitad sino a la décima o centésima parte. Lo mismo el coste de diseñar tu campaña de marketing y publicidad.

Cuando la editorial te ofrezca esos 2.27 dólares díle que, como George Michael, como tantos otros, tu vas a poner tu obra en la red, que vas a cobrar directamente tu a tus lectores, que tu merchandising lo vas a gestionar tu y que vas a hacer una gira por los locales en los que se vende y disfruta literatura, música y arte y que.... le den.

¿Imposible? Calcula cuantos lectores necesitas tener para vivir un año. Piensa en cómo les vas a ayudar a que te ayuden. Si, si. Porque la gente que ame tu obra va a desear ayudarte a desarrollarla. ¿Camisetas? ¿Ediciones especiales limitadas impresas? ¿Charlas - coloquios?
.
Pasaos por Viva Puluba, leed este MBA acelerado para artistas que escribió Borja Prieto.

Y pensad. El mañana empieza ayer. Se hace tarde.

Crecen las ventas de libros

Buenas noticias: crecen las ventas de libros.
Mejores noticias: crecen las ventas de libros electrónicos, con lo que se puede descartar la compra para calzar muebles.

Las ventas conjuntas crecen, lo que no es raro si la población crece. Lo dramático sería que las ventas, en una población creciente, cayeran. No es así. Mejor. Pero me faltan datos para saber si la tendencia es una o es otra.

El libro electrónico se impone. Es normal. Nunca ha funcionado eso de ponerle puertas al campo.

Pero si bien el libro electrónico nos aleja del olor del papel y del papel del librero (¿o no?) no es menos cierto que nos acerca al escritor que puede publicar libremente en la red (libre) sin tener que pasar por la practica de felaciones al dueño del papel, la imprenta y los puntos de distribución. Y controlando el copyright o el copyleft sin que quede en manos de... terceros...

Tengo que contarlo (o reventar)

Por cierto, que el chulito ese de la chaquetilla a rayas y casco de moto a medio encasquetar le esta tocando el culo a la de blanco. Y no parece lo mas adecuado en el patio del cole.
Pero si ellas lo buscan...

GUACHACHACHACHAP!

Ese intercambio de ideas tuvo lugar el pasado jueves en un centro educativo que no hace mucho tenia en la puerta eso de "25 años formando personas". Igual lo tiene aún; pero a mi es que ciertas propagandas me desactivan los USB.

25 años formando personas para decirme a mi que se la suda que el gilipollas del casco le toque el culo a la de blanco en el patio. Las dos señoras.

Imaginemos que la de blanco busca que usen sus tetas como claxon y el del casco se ve apetente... ¿si? ¿también responderemos igual?

Imaginemos que la de blanco busca un polvete rápido en público y el del caso decide ofrecerle ese regalo... ¿también? ¿reaccionamos igual?

La juventud? Yo lo que veo es a una adultez que da asco. Mucho mas cobarde e irresponsable, de calle, de la que yo recuerdo. Y que esa mierda  te la suelten dos señoras a cargo de un centro escolar pues ya es para cagarse.

¿Formar personas? Bastaría con enseñar a leer y escribir y unas mínimas normal de urbanidad. No se caga ni se mea en el cole (fuera de los aseos), no se solucionan las cosas a hostias ni dentro ni fuera del cole y no se tocan los culos en el cole.

Consideración final: ¿quién decide si lo buscan?¿quien decide qué es exactamente lo que buscan y hasta dónde lo buscan?

En ese mismo centro se prohibieron las camisetas sin  mangas masculinas. Porque los chicos, al no depilarse, apestan. Yo creo que apestan otras cosas. Entre ellas esa obligación de negar a la madre naturaleza, eliminando unos pelos que, si nos ha puesto, será por algo ¿no? ¿O es que la naturaleza ya no es sabia y no me he enterado? ¿Que planeta hemos de salvar, el de verdad o el cuarto reich parque temático?

miércoles, 13 de octubre de 2010

Me equivoco fácilmente (antes y después de pensar)

Tenía pendiente de hacer una reflexión ombliguista; de esas que hace uno sobre uno mismo (lo del self). Iba a poner onanista pero ahora resulta que lo del onanismo viene de la historia (ejemplar) de un tal Onán que venía a ser como un actor porno... que ha de acabar fuera porque dentro no luce... aunque sus motivaciones fueran algo diferentes.



La razón de ese ejercicio no es que me gusten los ejercicios de ombliguismo, que me gustan como a todo hijo de vecino. A que nos vamos a engañar a ciertas edades. No. Es que hay un matiz que me apetecía destacar desde el principio y que, tras algunas conversaciones (una gozada) habidas en el Reino de Valencia, me apetece de manifestar específicamente. Por aquello de que quien avisa no es traidor. Salvo que avise precisamente a fin y efecto de traicionar aviesamente, que también acontece. No es el caso porque yo no hablo "desde la honestidad" que viene siendo el lugar o estado anímico desde el que se comete cualquier atrocidad en beneficio propio y perjuicio ajeno. Cosas de la polis. U9 guaramín.

Pero no nos liemos. Al grano hermano. Todo el mundo sabe que hasta los genios mas genios tienen su historia llena de basurilla. "El mejor escribano echa un borrón" reza un dicho. Pero eso suele referirse a que cualquiera puede errar en su actividad, en su profesión, en lo que es experto (ahora se dice que tiene expertise, que hay que tener valor... o sea the nerve o, en su defecto, stocks o courage. Nótese la finezza en el uso del lenguaje, que hoy estamos que lo regalamos.). Y no nos interesa (a mi gemelo y a mi) el error sino el proceso de formación de la opinión.


Una actividad compartida por todos los seres humanos es la de pensar, funesta manía ciertamente, pero parte indivisible de lo que viene siendo ser (un ser) humano. Es así y lo peor es que no se puede hacer nada. Alas para volar no tenemos; pero cerebro de pensar si. ¿Que no se nota? Bueno... hay momentos en que es mejor no pensar esas cosas... especialmente el día de las elecciones.

¿Por qué tenemos cerebro de pensar? Ni flores. Pero aquí no estamos para descubrir el origen de las especies sino para hablar de opiniones y de errores y de cambios.

De modo semejante a cómo la actividad de digerir (los alimentos) genera lo que todos conocemos, la de pensar genera opiniones. Ojo! La de digerir no sólo genera "eso" que usted, amable lector (o lectriz), piensa. También genera, por misteriosos mecanismos, la fuerza vital que nos mantiene vivos. Pero la analogía no es mala porque la actividad de pensar también genera mierda. A qué nos vamos a engañar. Y la ausencia de la actividad de marras espeluzna directamente. Y la ausencia de pensamiento no supone la ausencia de opiniones.

Confieso haber dicho alguna vez que "siempre he pensado lo mismo". Mentía. No he pensado lo mismo siempre, gracias a todos los dioses y a la neurona. Y gracias también a algunas personas.


Es más, me gusta definirme como un ser humano incapaz de estar de acuerdo consigo mismo (que es conmigo mismo). Hubo un tiempo en que eso me preocupaba porque en ocasiones me parecía que retrocedía en vez de avanzar. Iluso de mi! Creía que había una dirección y que habían Reyes Magos y eran tres como las marías.

Hablando de marías, una pasada el doblaje aquel de La Leyenda de la Ciudad Sin Nombre. Si, el de aquella canción de que al viento le llamaban maría que aquí tradujeron como que al viento le llamaban moraya. Digo yo que sería el mes de marzo y no querían competir con el venid y vamos todos. Fin de sandez.

La realidad es que nuestras opiniones mutan, cambian, se modifican, se adaptan a lo que viene siendo el universo que conocemos que es, por su propia naturaleza (que es la nuestra), limitado und (a veces) manipulado. Y siempre cambiante. Porque eso es alucinante: el universo de lo que llegamos a percibir cambia segundo a segundo y nuestras opiniones se ajustan a ello pese a que nos autoconvenzamos de que siempre hemos sido clones de nosotros mismos.

Y ese cambio no viene dado por saber algo más. Al meno no necesariamente y no en el sentido de un dato mas. A veces es el punto de vista que una conversación te aporta el que te hace cambiar de opinión por cambio de enfoque, no por añadidura de datos.

Y ahí esta una de las cosas más difíciles y a la par más bonitas de la interacción entre (seres) humanos: la de escuchar e intentar comprender lo que se nos dice. A veces da vértigo.

Recuerdo que, de pequeño, reflexionábamos sobre las posibilidades de encontrar a nuestra "media naranja" si apenas podríamos conocer a una ínfima parte de los seres humanos que cohabitan el planeta. Del mismo modo es imposible conocer todos los datos de todo para tener una opinión bien formada de todo. Pero sí que opinamos de todo. Y lo hacemos sobre la base de ese universo de conocimientos, a veces de pinceladas (mas o menos finas, mas o menos groseras)  que alcanzamos a aprehender. De ahí el poder del cuarto ídem devenido en agencia de publicidad.

Que si. Que hay gente que adapta la realidad a sus creencias. Y hay gente que incluso llega a negar la parte de la realidad que no encaja con esas creencias preestablecidas.


Aun asi, cambian. Quieran o no. Quizás no en su idea de dios o del partido al que votar; pero si en su idea sobre algunas costumbres, comidas o series de la tele. Pero me da a mi que cuando alguien cree que siempre ha pensado lo mismo no está muy por la labor de escuchar. Aunque haya cambiado de idea mas que de ropa interior a lo largo de su vida. Si, ya se que hay quien nunca ha tenido ropa interior. Ni ideas.


No siempre es un proceso consciente el del cambio de opinión. Muchas veces es un proceso que se va gestando en la parte de atras de la cabeza hasta que un día te sorprende cuando te das cuenta de que no opinas lo que pensabas que opinabas. ¿He sido yo el que ha dicho eso?

Quizás este sea un momento no peor que otro para aclarar a que viene toda esta palabrería. Pues viene a indicar una verdad voluntariamente establecida. Y es que los contenidos de este sitio (osea, lo que aqui se escribe por los escribidores autores) representan los pensamientos y la opinión de los autores (mi gemelo y yo) en el momento de ser expresados. Justo en ese momento, ni antes ni después. Y que nos reservamos el derecho a cambiar de opinión en cualquier momento si nuestro conocimiento se amplía o reduce; si los comentarios o reflexiones nos llevan a ello o si, sencillamente cambiamos de opinión sin saber exactamente el por qué. Todo ello en uso de los derechos reconocidos en los artículos 18 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.


Lo que aqui se propone no es la verdad. Lo que aqui se propone es una aproximación a pensar cosas intentando ser decentes y humildes, reflexivos y viscerales. Seres humanos. Contradictorios. Que no es poco.

Y si eso se hace en buena compañía, ya es la milk. Por eso siempre se agradecen los comentarios.

ANEXO. A saber:
Artículo 18
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Artículo 19
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.


martes, 12 de octubre de 2010

Uve de Benganza

El tono escandalizado (y triste, por qué no decirlo) del "Jesús, que haces?" con el que acogió mi "Te cojo uno" que precedió en una milésima de segundo a mi gesto de abrir su paquete de tabaco, extraer uno y darle lumbre culminó la vendetta.

El crimen se fue fraguando durante la preparación y desarrollo del concierto de los Mississippi Alligators y debo de reconocer que mi insistencia en corresponder a la hospitalidad con bebidas espirituosas en ese ambiente no fue ajena a los hechos ulteriores. A cada uno lo suyo.

Del desarrollo del concierto ya se ocupará mi hermano gemelo en Viva Puluba. Digamos aquí tan sólo que, como corresponde a un concierto de blues diabólico en el que incluso se dieron toques de boogie y rock, fue un ejercicio de elevación espiritual de los que quedan pocos. Del carácter místico del evento y de la elevación de los espíritus dan fe las lagunas de memoria que, como ya explicara el profesor Qktrzosky, se producen cuando la débil mente del ser humano es incapaz de aprehender e interiorizar en todo su esplendor la experiencia vivida e intenta sustraerse al sentimiento de pérdida mediante el olvido; un olvido éste que tiene como fin la salvaguarda de la estabilidad del individuo afectado.

Todo ese cúmulo de circunstancias, añadido a la posterior peregrinación a la zona de repostaje propició el fatal momento en el que, después de una nueva dosis de exaltación "in table" (con su guitarra, su armónica, su percusión en la table), la criminal abrió su paquete de tabaco, vio que le quedaban dos, y en un gesto presuntamente amistoso me ofreció la mitad.

Alguien puede preguntarse si me resistí a la tentación.

Efectivamente, lo hice.

Y no fue sino tras amenazas inexplicables que me vi obligado a ceder para salvar el planeta.

(Nota: es mi historia y la cuento yo como quiero)
Este aciago suceso me produjo una honda preocupación ya que me habían contado que el uno no existe. Ya me decía mi padre que leer es malo. Se ve que las cosas o son (y, si son, son ene veces) o no son (y, si no son, no son, que eso ya lo sabía Lao Tse sin ir a la universidad mucho antes que el Guerra). Esta congoja, unida a la demostrada realidad de la astronáutica, me obligó a buscar un segundo pitillo.

Efectivamente, no se lo pedi a la criminal en justo castigo por su crimen, sino al Alligator Alfa que ademas estaba sentado al lado y me venía mejor. Que otra cosa no, pero vago... rato largo.

Y así llegamos al inicio de esta historia. Que resumiremos por si algún extraterrestre lo lee dentro de un millón de años y resulta que están de cabeza como mas de uno que yo me se:
  1. Que ya me maliciaba yo que la que me invitó a fumar el domingo por la noche no era consciente de haberlo hecho. Efectos del blues. De ahí la malvada cavilación de pasmarla.
  2. Que si, que fume. Dos pitillos. La noche que hacía 79 días sin fumar. Y, si se me permite, no diré que me sienta orgulloso de ello; pero ai fil gud. Osea. Na na na na na-na na.
  3. Que el día 11 comprovube que, pese al entorno, no me había convertido en Fu-Man-Chu y que lo llevube perfectismamente todo el día. Perfectísmamente de bien, bien.
  4. Que si me fume el segundo pitillo fue para posibilitar el proceso de cuenta atrás que, completado con el de la vendetta, viene siendo 2-1-0 que es lo que mayormente me fumare hoy. Lo cual es tope astronáutico y liftoffffferamente megaguays de la muerte.
  5. Que no, que no me creo eso de que es ser muy machote fumar y dejarlo y fumar y dejarlo; pero si que creo que no es malo saber que un pitillo no es el camino a los dos paquetes; ahora lo se de un modo que no sabía. Y me siento mucho mas seguro.

Entonces...¿para que tanta vendetta? Vaya pregunta.... la respuesta en invidente.

Hoy me he despertado temprano con ganas de largar las tontadas que se me han ocurrido en ese ratito de no se si levantarme ya que es fiesta. Llevo ya dos horas largas en el PC y me voy a desayunar a la calle. Creo que llueve, así que vamos a ver si hoy se puede pasear bajo la lluvia. Dejare esto para que se publique luego cuando yo este en el viaje de vuelta a merendar con mis hijos. Y, al final, no he sabido elegir entre estas dos. Sea.

La he descubierto hoy y me ha encantado. Y el cabronazo este me cae bien.




Esta es uno de esos clásicos flanvoritos de siempre. Para mi, a la altura de los grandes.



¿Puede sentirse uno satisfecho cuando un sitio extraño se convierte también en su casa por mor de la gente? Eso creo.

domingo, 3 de octubre de 2010

Los gilipollas no eran 4, eran 5

Dicen que iba una (presunta) persona humana caminando guiandose por Google Maps, cuando el recorrido sugerido por el programa le marcaba cruzar una carretera que en el mapa no existía y justo en medio de una curva. Dicen que esa (presunta) persona siguió las indicaciones y fue arrollad@. Dicen que denunció a Google.

No sé si ese cuento es cierto; tampoco sé si habrá juez que escuche a esa (presunta) persona en vez de correrla a gorrazos o, en su defecto, martillazos de esos de mandar silencio.

Pero esa gilipollez me recuerda al caso que nos sucede en los semáforos. Siempre hay cuatro gilipollas que se lanzan a cruzar con el semáforo en rojo. Si usted les sigue y le atropellan ¿se querellará contra los 4 gilipollas? ¿Qué le diría el juez? Pues, sencillamente, que no había cuatro gilipollas... que había cinco.

En algunos periódicos no sé cuantos hay. Por cierto, podría haber titulado esto "la culpa fue del cha-cha-cha"; pero me apetecía ensañarme con esa vertiente carca del (presunto) liberalismo que olvida tan fácilmente la responsabilidad del individuo para culpabilizar a un aparato que, en el peor de los casos, no pudo ni poner las largas y controlar la velocidad del vehiculo. Osea.

Os dejo las fotos y los enlaces por si alguien se da cuenta del gilipollas que tiene de turno de guardia y lo arreglan.