jueves, 31 de diciembre de 2009

Buscando al culpable

Decíamos ayer que Cristina Losada disparó una entrada tremenda en Heterodoxias.

Aunque tengo a medio escribir unas notas al rebufo de esa entrada (que me ha generado algunas ideas), la he aparcado para escribir una pequeña reflexión sobre el caso NÚÑEZ. Porque hay que saber quién tiene la culpa.

¿Qué es el caso Núñez? ¿En qué consiste? ¿De qué va?

Para muchos el caso Núñez va del presunto incumplimiento en el día de ayer de unas promesas electorales del candidato del PP a la presidencia de la Junta de Galicia. Candidato a la presidencia en unas curiosas elecciones en las que no se puede elegir al presidente ni a los parlamentarios, sino sólo a una u otra bandería; pero eso es algo que ya conocemos aunque nunca está de más recordarlo.

Sin embargo, creo que el caso Núñez va mucho más allá. El caso Núñez es un ejemplo claro de...

Recuerde el alma dormida

Yo recuerdo, porque recuerdo haberlo escuchado mientras andaba por el Paralelo, que en una entrevista durante la campaña electoral con Federico Jiménez Losantos el señor Núñez se comprometió muy formalmente a derogar el famoso decreto de "normalización lingüística (valiente memez)" del bipartito PSG-BNG si ganaba las elecciones en los primeros 100 días de su gobierno.

No se comprometió a "defender la libertad de elección" ni a "impulsar el conocimiento del medio" (valiente estupititulo). No. Se comprometió a tomar una medida concreta (cual derogar un decreto) en un plazo concreto (100 días).

Pasaron las elñecciones, ganólas el señor Núñez y asumió las tareas del gobierno. Pasaron los 100 días y no se produjo la derogación.

Hasta aquí el recordatorio básico. Ahora recordemos algo más.

Hubo quien se indignó, hubo quien pidió tiempo porque el tema era "mu complejo". La realidad nos muestra que hace poco mas de un mes aún se estaba avisando al señor Núñez del riesgo de perder la "oportunidad". Lo comentaba yo el 8 de diciembre. Alucinando pepinillos.

Incluyo he oido y leido a primeras figuras de la defensa de la libertad individual obviar ese "pequeño" dato de la promesa de derogación en los primeros 100 días. Como si no fuera el definitorio del carácter moral del interfecto.

Lo que no he oído ni leído (tampoco soy un dios, por lo que no soy omnisciente) han sido peticiones de dimisión a partir del día 101.

Y ahora un poquito de ciencia ficción

Imaginemos por un momento que el día 101 desde Galicia Bilingüe se hubiera exigido la dimisión del señor Núñez por incumplir esa promesa, ese compromiso. Imaginemos por un momento que esa exigencia se hubiera reiterado a diario, incluso con manifestaciones a las puertas de la sede del gobierno autonómico que preside el señor Núñez, que ya podría ser llamado "el mentiroso".

¿Hubiera sido posible el teatrillo vergonzoso de ayer si al señor Núñez se le hubieran exigido responsabilidades en vez de propinarle "pellizquitos de monja"?

Yo estoy convencido de que no. Tengo el profundo convencimiento de que ha sido la debilidad, la falta de coherencia, el amiguismo imbécil de patioescuela o sectarismo indecente (ej que si atacamos a Núñez se beneficia el soe y los nacionalistas)  lo que ha cimentado la posibilidad de que el señor Núñez tire palante con la desfachatez con que lo ha hecho.

¿Quienes son, pues, los culpables?

En mi modesta opinión, los culpables de la decisión de ayer son varios:
  • El interfecto, que es quien ha decidido ser mentiroso y bellaco.
  • Galicia Bilingüe, que es quien ha tolerado la mentira de los 100 días y la encuestilla de pacotila sin exigir la dimisión del señor Núñez.
  • Todo el PP que ha tolerado que un candidato suyo mienta como... exactamente, como eso.

Para que se me entienda, una cosa es que yo simpatice con algunas de las almas rebeldes que ¿viven? en el PP; otra es que no vaya a decirles "vosotros sois los principales responsables, porque vosotros dais la legitimidad que no tienen los mentirosos y los ladrones".

¿Y el gallego? ¿Y el español?

A las lenguas, que les den. Pero igual que digo eso digo que tanto una como otra han llegado hasta hoy gracias a que ninguna casta de embaucadores corruptos las ha defendido. Son porque son, porque han sido útiles y serán mientras lo sean.

Tengo para mí que el español sobrevivirá algunos decenios por su extensión geográfica; pero que el gallego morirá de la herida mortal que le han propinado sus defensores durante los últimos 30 ó 40 años.

Al tiempo.

¿Y los niños?

Pues los niños seguirán en manos de una casta de profesores que está demostrando que están a la altura de los políticos que les ordenan y mandan.

Y seguirán dependiendo de una estructura de poder que roba la soberania y los derechos de las personas, incluídos los padres que, mañana, volverán a votar a Núñez para que no gane el PSOE, aunque pierdan sus hijos.

Lentejas en plato o directamente del bote caducado.

ACTUALIZACION (02/01/2010)

Después de escuchar las palabras de Gloria Lago, debo de reafirmarme en lo dicho. Que es una tomadura de pelo, si señora. Que les ha mentido, si señora. Pero falta lo primero, la conclusión: pedir la dimisión del señor Núñes y no escudarse en pensar si la sociedad le castigara por mentiroso cuando usted sabe que esto se olvidará para ecitar otro bipartito. Seamos serios. Que este usted enojada le honra; que no de la batalla en el campo que corresponde le deshonra.

Despues de escuchar las tertulias (especialmente en esRadio, que vi anuncios en algunos blog) debo decir que jamás hubiera esperado escuchar a Gotzone Mora y a García Domínguez expresarse con tan poca empatía hacia alguien que lucha contra un poder totatilario e invasor de la privacidad de la persona. Muy triste.
Publicar un comentario