jueves, 3 de septiembre de 2009

The way "they" talk

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió hoy de que "el Ártico se está calentando más rápido que cualquier otro lugar en la Tierra" y "podría quedarse sin hielo para 2030".


From Barcepundit
LA PRÓXIMA VEZ que leáis que Greenpeace presenta un estudio ecocalíptico en el que predicen que el hielo de nosedónde se está derritiendo como un frigodedo bajo el sol de agosto, o que el nivel del mar sube en vetetusasaberdónde como cuando Michael Moore se mete en la bañera y la desborda, recordad esto:
The outgoing leader of Greenpeace [Gerd Leipold] has admitted his organization’s recent claim that the Arctic Ice will disappear by 2030 was “a mistake.”  Greenpeace made the claim in a July 15 press release entitled “Urgent Action Needed As Arctic Ice Melts,” which said there will be an ice-free Arctic by 2030 because of global warming.
Under close questioning by BBC reporter Stephen Sackur on the “Hardtalk” program, Gerd Leipold, the retiring leader of Greenpeace, said the claim was wrong.
“I don’t think it will be melting by 2030. … That may have been a mistake,” he said.
Claro, todo el mundo puede equivocarse, estaréis pensando. El problema es cuando vemos por qué se equivocaron:
Although he admitted Greenpeace had released inaccurate but alarming information, Leipold defended the organization’s practice of “emotionalizing issues” in order to bring the public around to its way of thinking and alter public opinion.
Leipold said later in the BBC interview that there is an urgent need for the suppression of economic growth in the United States and around the world. He said annual growth rates of 3 percent to 8 percent cannot continue without serious consequences for the climate.
“We will definitely have to move to a different concept of growth. … The lifestyle of the rich in the world is not a sustainable model,” Leipold said. “If you take the lifestyle, its cost on the environment, and you multiply it with the billions of people and an increasing world population, you come up with numbers which are truly scary.”
Es decir, no se equivocaron: mintieron "por el bien de todos". Por lo visto es el modus operandi de los ecologetas. Flashback a septiembre del 2002:
El grupo Ecologistas en Acción, que anunció el pasado jueves la aparición de un pez con graves alteraciones genéticas en las cercanías de la central nuclear de Garoña (Burgos), ha reconocido que mintió deliberadamente para conseguir dar "un golpe de efecto" y alertar sobre el riesgo de las instalaciones.
Esta información, que llegó a los medios de comunicación a través de las agencias, como es habitual, fue recogida por numerosos medios, entre ellos elmundo.es.
Y así se escribe la Historia.

Today NOGGIA shows this video. Again "they" talk the way "they" use to talk.


Maybe "they" are right this time. But ¿how can we believe them?

De la wikipedia
Erase una vez un pequeño pastor que se pasaba la mayor parte de su tiempo cuidando sus ovejas y, como muchas veces se aburría mientras las veía pastar, pensaba cosas que hacer para divertirse.
Un día, decidió que sería buena idea divertirse a costa de la gente del pueblo que había por allí cerca. Se acercó y empezó a gritar:
- Socorro! El lobo! Que viene el lobo!
La gente del pueblo cogió lo que tenía a mano y corriendo fueron a auxiliar al pobre pastorcito que pedía auxilio, pero cuando llegaron, descubrieron que todo había sido una broma pesada del pastor. Y se enfadaron.
Cuando se habían ido, al pastor le hizo tanta gracia la broma que pensó en repetirla. Y cuando vió a la gente suficientemente lejos, volvió a gritar:
- Socorro! El lobo! Que viene el lobo!
Las gentes del pueblo, en volverlo a oír, empezó a correr otra vez pensando que esta vez si que se había presentado el lobo, y realmente les estaba pidiendo ayuda. Pero al llegar donde estaba el pastor, se lo encontraron por los suelos, riendo de ver como los aldeanos habían vuelto a auxiliarlo. Esta vez los aldeanos se enfadaron aún más, y se marcharon terriblemente enojados.
A la mañana siguiente, el pastor volvió a pastar con sus ovejas en el mismo campo. Aún reía cuando recordaba correr a los aldeanos. Pero no contó que, ese mismo día, si vió acercarse el lobo. El miedo le invadió el cuerpo y, al ver que se acercaba cada vez más, empezó a gritar:
- Socorro! El lobo! Que viene el lobo! Se va a comer todas mis ovejas! Auxilio!
Pero esta vez los aldeanos, habiendo aprendido la lección el día anterior, hicieron oídos sordos.
El pastorcillo vió como el lobo se abalanzaba sobre sus ovejas, y chilló cada vez más desesperado:
- Socorro! El lobo! El lobo! - pero los aldeanos continuaron sin hacer caso.
Es así, como el pastorcillo vió como el lobo se comía unas cuantas ovejas y se llevaba otras para la cena, sin poder hacer nada. Y se arrepintió en lo más profundo de la broma que hizo el día anterior.
Publicar un comentario